POLITICA MEMORÁNDUM CON IRÁN

La estrategia de CFK y Timerman: no apelar y presentar su caso ante la CIDH

Lo anticipó la abogada de ambos, Graciana Peñafort. El objetivo es ir a juicio oral lo más rápido posible.

Cristina y Timerman preparan su estrategia judicial.
Cristina y Timerman preparan su estrategia judicial. Foto:Cedoc

El juez federal Claudio Bonadio procesó este jueves a la ex presidenta y senadora electa Cristina Fernández de Kirchner y al ex canciller Héctor Timerman, entre otros, en la causa por supuesta traición a la patria y encubrimiento del atentado a la AMIA. Ambos ya están trabajando en su estrategia judicial para afrontar el expediente que más preocupa a la ex mandataria.

La abogada de ambos, Graciana Peñafort, anticipó que no tiene la intención de apelar los procesamientos, pero sí los pedidos de detención. El magistrado dispuso la prisión domiciliaria para ex canciller debido a su delicado estado de salud. En el caso de la ex jefa de Estado, pidió su desafuero al Senado, Cámara en la que va a asumir su banca el próximo 10 de diciembre, para poder proceder a su arresto.

En declaraciones a radio Rivadavia, la letrada expuso: "Vamos a apelar las detenciones; el procesamiento no lo vamos a apelar. No tenemos más nada que discutir con el juez Bonadio, que es un juez arbitrario, ni con la Cámara, que creemos que va a confirmar la arbitrariedad. Vamos a solicitar de inmediato la elevación a juicio oral". La semana que viene se realizará la apelación a los arrestos, en donde intervendrá la Sala II de la Cámara Federal.

Peñafort precisó que no apelará al procesamiento porque la intención es presentar el caso en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Para la abogada, "la causa es un sinsentido jurídico y la manera de defenderla de Bonadio es de una precariedad preocupante". Es por esta razón que se resolvió acudir a organismos internacionales. 

La estrategia es no apelar al procesamiento para ir rápido a juicio oral, pero puede ser que el mismo se demore dado que algunos de los otros once procesados sí podría apelar a la decisión de Bonadio. Hasta que no se resuelvan los pedidos de todos los implicados no se podrá avanzar en el proceso. 

Timerman regresó el jueves de los Estados Unidos, donde se trata el cáncer que padece. Por su parte, la ex mandataria realizó una conferencia de prensa en el Congreso en la que responsabilizó al gobierno nacional por el fallo de Bonadio. "Es una causa inventada con hechos que no existieron. Es un despropósito, un exceso. Violan el estado de derecho. Buscan provocar daño personal y político a los opositores. No tiene que ver con la democracia. No hay delito, no hay causa. Bonadio lo sabe. El gobierno lo sabe. El presidente Macri también lo sabe", denunció.